miércoles, 30 de diciembre de 2009

Primeros "marido y marido" de Latinoamérica quieren iluminar el camino de la región hacia la igualdad

EFE- El Universal - 30 de diciembre de 2009

El primer matrimonio homosexual de Latinoamérica, celebrado este lunes en Argentina, "ilumina el camino" para toda la región, aseguraron hoy los únicos "marido y marido" del subcontinente durante un alto en su luna de miel.

"Este matrimonio es una fiesta para toda Latinoamérica y el Caribe. Desde el sur y desde el norte, con México", en cuya capital se aprobó recientemente una ley que habilita el casamiento homosexual, señaló José María Di Bello, uno de los recién casados.

"Estamos iluminando toda la región", aseguró.

Los argentinos Di Bello y Alex Freyre, sonrientes y generosos en los arrumacos, se presentaron hoy en Axel, el primer hotel gay urbano de Latinoamérica, para brindar los pormenores de su casamiento, concretado este lunes en la ciudad austral de Ushuaia.

El matrimonio, rechazado por grupos católicos y de defensa de la familia, fue posible gracias a un decreto provincial que revirtió una compleja controversia judicial que les había impedido a Di Bello y Freyre casarse en Buenos Aires.

La gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, aceptó un "recurso jerárquico" presentado por la pareja y ordenó al Registro Civil de Ushuaia, la capital provincial, que casara a Di Bello y Freyre, los cuales contaban además con el respalda del Instituto Nacional contra la Xenofobia y el Racismo (Inadi), cuyo titular, Claudio Morgado, ofició de testigo de la boda.

"Acá estamos. Somos marido y marido finalmente", celebró Di Bello, interrumpido por el aplauso de miembros de organizaciones defensoras de los derechos de los homosexuales.

Los recién casados se mostraron ansiosos por regresar a Ushuaia para continuar con su luna de miel, además de aprovechar la estadía para realizar actividades de prevención contra el VIH, el virus del Sida del que ambos son portadores, explicó a Efe Freyre.

"Estamos recibiendo varias invitaciones- , pero la mejor luna de miel va a ser en Ushuaia", dijo Freyre, de quien partió la iniciativa de casarse con una propuesta hecha a su pareja hace un año junto a la torre Eiffel de París.

Militantes de la Federación Lésbica, Gay, Bisexuales y Transexuales de la Argentina (FLGBT) y de la lucha contra el SIDA, Alex y José María desbordan de felicidad. Son conscientes que derribaron un gigantesco muro burocrático y que “somos los primeros pero no los últimos. Hay más de 100 recursos judiciales para poder casarse y atrás nuestro vendrán muchos más”, explica Alex, actual asesor del Instituto Nacional Antidiscriminación (INADI), y la voz cantante en el flamante matrimonio a la hora de sentar una posición.

“No pedí autorización para enamorarme de José María, no pedí permiso para ser gay, ni para luchar contra el Sida pero ante la justicia sí, decidimos pedir permiso, nos lo negaron y por eso luchamos hasta que hacer valer nuestros derechos”, señala Alex Freyre.

Ellos se conocieron en el 2005 durante una reunión de organizaciones de la comunidad y de la lucha contra el VIH. “Nos gustamos desde el primer momento. Charlamos mucho y al poco tiempo estábamos conviviendo juntos”, recuerda José María, subdirector de lucha contra el SIDA de la Cruz Roja Argentina, quien escasos momentos abandona la mano de su pareja.

Fue en abril cuando decidieron presentar oficialmente el pedido para contraer matrimonio, después de tres años de lucha desde la Federación, hasta que el lunes por la tarde hicieron historia que está escrita en el acta que muestran cuan trofeo de la más orgullosa de las guerras.

Se besan una y otra vez para las cámaras, ataviados con cintas rojas sobre sus espaldas símbolo de la lucha contra el VIH y aclaran que “todo fue legal y el acta así lo indica. Sabemos que van a querer anular el matrimonio, estamos preparados para eso y le daremos pelea. Incluso estamos decididos a llegar hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos y hasta los tribunales internacionales”.

En su condición de pioneros, Alex y José María, se dicen abiertos a seguir militando por los derechos de la comunidad gay y en apoyo de otras parejas que tengan que soportar la misma discriminación y los efectos de la burocracia que los afectó a ellos. “No me gusta dar consejos pero para lograr esto en otros países, la experiencia nuestra indica que hay que construir políticamente con otros colectivos. Conseguir apoyos, hacer mucho cabildeo y dar la batalla en el frente político, judicial, en la calle y en los medios. Sólo así y con mucha decisión lo logramos”.

Dicen que no estuvieron solos en todo este tiempo. Fueron arropados por funcionarios, legisladores, militantes de derechos humanos y “mucha gente anónima que en la calle nos daba fuerza y nos paraba a felicitarnos”. Una muestra palpable de que no todo está perdido en la sociedad argentina que acaba de dar un paso grande contra la discriminación, desde los confines del mundo.


La pareja confió hoy además en que la Corte Suprema de Justicia de la Nación se expida sobre la validez de los matrimonio entre personas del mismo sexo, luego de que una de sus magistradas, Elena Highton de Nolasco, dijera que el máximo tribunal "seguramente" tratará este asunto el año próximo.

También apeló a que las parejas presenten amparos a la justicia y a que el Gobierno de Cristina Fernández envíe al Parlamento un proyecto de ley que elaboró la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales.

En la actualidad, en cuatro ciudades de Argentina, entre ellas la capital del país, se reconoce la unión civil entre personas del mismo sexo, lo que no es equiparable jurídicamente al matrimonio.

"No queremos la unión civil, queremos igualdad jurídica y para eso es necesaria una ley" que autorice el matrimonio, y permita a la pareja compartir la mutualidad sindical, "recibir una herencia y coadoptar", entre otros derechos, coincidieron Freyre y Di Bello.

"Nos han insultado y nos han humillado. Pero hemos notado un despertar ciudadano sobre esta situación que afecta a millones de homosexuales y la justicia está de nuestro lado. Incluso, la feligresía nos apoya", aseguró Freyre.

Sin embargo, la Corporación de Abogados Católicos de Argentina calificó de "nulo" el casamiento y se espera que en la próximas horas haga una presentación judicial para dejarlo sin efecto, de modo que la batalla judicial continuará.

2 comentarios:

Alex y Denis: dijo...

q perdido andare q me perdi de esta noticia de no ser po alex q me aviso todavia no estaba enterado... la verdad q como siempre estas noticias y siendo un caso q segui muy de cerca gracias a tu informacion y la poca q se puede recabar aqui, decia q es un caso q me da mucho orgullo y felicidad. orgulllo porque son argentinos porque me gusta la gente q pelea por sus derechos y q los lleva al extremo de luchar para conseguir un objetivo u felicidad porque cada dia este mundo comienza a ser un poco menos homofobico y se empieza a fijar un poco mas en sus problemas personales y deja vivir un poco mas libre al resto... la verdad es q estoy muy contento... espero q tenags un buen año y q me sigas deleitando con estas noticias q llenan de amor nuestro corazon.

alex y denis

Anónimo dijo...

Nosotros dimos un paso. Llevamos ya más de un mes de casados y el mundo no se derrumbó!
Ahora: a casarse quien quiera !!!

Alex Freyre