viernes, 27 de noviembre de 2009

Argentina : Se presentaran cientos de amparos para pedir matrimonio luego de realizacion de primera boda gay el 1 de diciembre.

DPA- 27 de noviembre de 2009

Alex Freyre y José María Di Bello anunciaron hoy que luego de que el 1 de diciembre se conviertan en el primer matrimonio entre personas del mismo sexo en la Argentina, habrá una presentación masiva de recursos de amparo en diversas provincias de parte de parejas gay que buscarán seguir su ejemplo.

Freyre y Di Bello anticiparon en una conferencia de prensa en la capital argentina que los recursos de amparo se presentarán en varias provincias, entre ellas Córdoba, Salta, Chubut, Río Negro, Santa Fe, Tierra del Fuego, Mendoza y Entre Ríos.

Tomarán como modelo el recurso que fue aceptado por la jueza de primera instancia en lo Contencioso Administrativo de la ciudad de Buenos Aires Gabriela Seijas, quien declaró inconstitucionales los artículos 172 y 188 del Código Civil y ordenó celebrar el matrimonio de la pareja homosexual.

El jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, decidió no apelar el fallo pese a las críticas de la Iglesia católica y sectores conservadores.

En los nuevos amparos que se presenten se buscará sin embargo preservar la intimidad de los que se quieran casar, a diferencia de la intensa campaña pública que hicieron Freyre y Di Bello para poder celebrar su boda en un Registro Civil de la capital argentina el martes, Día Mundial de la Lucha contra el VIH/Sida.

Será además el primer matrimonio entre personas del mismo sexo de América Latina.

María Rachid, presidenta de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT), hizo un "llamado a la reflexión a los diputados del Frente para la Victoria (FPV, oficialista) y radicales (opositores) para tratar la ley de matrimonio entre personas del mismo sexo que no se pudo debatir por la falta de quórum" en el Congreso.

"No hablamos de matrimonio gay sino que la ley sea igual para todos y todas. Todas las encuestas dan a favor, falta la ley que refleje la realidad", declaró por su parte Freyre.

"Cuando para muchos el matrimonio está devaluado, miles de homosexuales se quieren casar, eso fortalece la institución", coincidió la pareja.

El arzobispado católico de Buenos Aires cuestionó el fallo judicial que autorizó el matrimonio de una pareja del mismo sexo por considerarlo "absolutamente ilegal" y un "signo de grave ligereza".