jueves, 22 de octubre de 2009

Quedó lista para su promulgación por el el Presidente Obama "Ley Mathew Sheppard"

DiariodeLimaGay - 22 de octubre de 2009

El Senado de los Estados Unidos aprobó hoy una histórica ampliación de la Ley Federal contra Crímenes de Odio en la que incluye la orientación sexual.

La Cámara alta votó por 68 a 29 a favor de la Ley de Reforzamiento Local de la Prevención de Crímenes de Odio, también comocida como "Ley Matthew Shepphard". De este modo la primera legislación a favor de los derechos civiles de lesbianas y gays quedó en manos de Presidente Obama para que la firme.

Una horas antes la propuesta legislativa sobrevivió a una iniciativa de postergación indefinida por 64 a 35 y continuó debatiéndose en el Senado.

Al añadirse la orientación sexual a las leyes federales contra los delitos de odio, el Departamento de Justicia tendrá la potestad de encausar delitos motivados por prejuicios basados en la orientación sexual real o percibida o la identidad de género de la víctima.

La Ley de Prevención de Delitos de Odio Matthew Shepard y James Byrd, estaba agregada al presupuesto del Departamento de Defensa.

El presidente ha prometido repetidas veces que firmará la ley contra los delitos de odio.

Reacciones

"Estamos muy orgullosos del Senado por que una vez más se ha aprobado esta medida histórica de protección a las víctimas de esos brutales crímenes'', dijo Judy Shepard, presidenta de la Junta Directiva de la Matthew Shepard Foundation. "El saber que el presidente la va a firmar, a diferencia de su predecesor, ha hecho que valga la pensa el duro trabajo de este año. Los crímenes de odio siguen afectando a muchos estadounidenses que simplemente están tratando de vivir sus vidas honestamente, y necesitan saber que su gobierno los va a proteger de la violencia, y a suministrar justicia apropiada para las víctimas y los familiares''.

En octubre de 1998, el asesinato del hijo de Judy y Dennis Shepard, Matthew, de 21 años, galvanizó a activistas en todo el mundo. Shepard se convirtió en símbolo de la violencia contra los homosexuales cuando dos jóvenes lo recogieron en un bar de Wyoming y lo llevaron en auto a una parte remota de Laramie. Lo golpearon con una pistola, lo torturaron, lo ataron a una cerca como un espantapájaros y lo abandonaron para que muriera.

Ese mismo año, tres hombres blancos en Jasper, Texas, asesinaron a James Byrd Jr., un afroamericano de 49 años. Lo golpearon, lo desnudaron, lo colgaron de los tobillos a una camioneta y lo arrastraron por tres millas hasta que murió.

Los activistas gay de todo el país rápidamente elogiaron la aprobación de la ley de delitos de odio, inicialmente introducida por el senador Edward M. Kennedy.

"La votación de hoy es una piedra de toque para estadounidenses homosexuales, lesbianas y transexuales'', dijo Rea Carey, directora ejecutiva de la National Gay and Lesbian Task Force Action Fund. "La ley de delitos de discriminación ahora va al presidente. Con su firma, el presidente Obama introduce una nueva era, en la que la violencia motivada por odio contra personas homosexuales, lesbianas y transexuales no se va a tolerar. Nuestro país finalmente tomará una posición inequívoca contra el prejuicio que con demasiada frecuencia da lugar a la violencia contra dichas personas simplemente por ser quienes son''.

Joe Solmonese, presidente de la Campaña de Derechos Humanos, dijo que la ley era "la primera legislación importante para personas lesbianas, gay, bisexuales y transexuales''.