martes, 27 de octubre de 2009

EE.UU. niega asilo a conyugue brasileño gay de ciudadano norteamericano

The Associated Press - 27 de Octubre de 2009

El cónyuge estadounidense de un hombre gay brasileño denunció ayer que le negaron a su compañero el pedido de asilo que les hubiera permitido reencontrarse en Estados Unidos.

Tim Coco dijo que el secretario de Justicia Eric Holder dejó pasar un plazo, que venció el viernes, en el caso de Genesio "Junior" Oliveira, lo cual equivalió a denegar su pedido.

"Necesitamos que el secretario de Justicia tome una decisión sobre si Junior puede venir a casa", dijo Coco, de 48 años. "El no tomó este pedido seriamente".

El Departamento de Justicia no respondió a solicitudes de comentarios al respecto.

Oliveira había pedido asilo en el 2002, alegando que lo violaron cuando era adolescente en Brasil. Pero un juez de inmigración negó el pedido, y el subsecretario de Justicia Ronald Weich dijo en una carta que Oliveira afirmó reiteradamente en la audiencia que él "no fue dañado físicamente" por nadie en Brasil.

Coco, sin embargo, dijo que Oliveira se refería a palizas callejeras y durante su audiencia no quedó claro qué tipo de daños sufrió a causa de la violación.

Oliveira regresó a Brasil luego de ver rechazada su apelación en el 2007, dos años después de casarse con Coco en Massachusetts.

The Associated Press generalmente no identifica a las víctimas de violación, pero Oliveira permitió que se mencionara su nombre.

En marzo, el senador demócrata John Kerry pidió a Holder que concediera el asilo a Oliveira por razones humanitarias.

De acuerdo con las leyes de inmigración, un inmigrante puede solicitar residencia permanente si está casado con un estadounidense. Pero el gobierno federal no reconoce los matrimonios de homosexuales, y el pedido de Oliveira de permanecer en el país basado en su relación con Coco fue negado este año.

La portavoz de Kerry, Brigid O'Rourke, dijo el lunes que el senador continuará trabajando para conseguir una solución que reúna a la pareja permanentemente.

"El hecho es que si Tim y Junior fuesen una pareja heterosexual no habrían sufrido más de dos años de separación", dijo O'Rourke.

El caso sale a la luz en momentos en que el presidente Barack Obama trata de mejorar relaciones con activistas por los derechos de los gay, que desean que ponga fin a la prohibición de que homosexuales declarados sirvan en las fuerzas armadas, algo que ha prometido pero no ha ofrecido un plazo para cumplirlo.