miércoles, 17 de junio de 2009

Obama firmó disposición que iguala beneficios de parejas de empleados estatales hetero y homosexuales,

AGENCIAS - 18 de junio de 2009

La Casa Blanca anunció que se han extendido los beneficios de que gozan las parejas de los empleados federales a los compañeros homosexuales, incluyendo el seguro social médico.

Las parejas convivientes de empleados homosexuales tendrán los mismos derechos que las de los heterosexuales también en cuanto a permisos para cuidar a niños a su cargo, aunque éstos no sean hijos biológicos o adoptivos, indica un cable de la agencia Ansa.

La medida, que lleva la firma del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, establece además que los compañeros de diplomáticos homosexuales podrán acceder a los mismos cursos de idiomas y tipo de pasaporte que los titulares del beneficio.

"Quisiera decir a la comunidad gay estadounidense, de la que formo parte, que debe estar orgullosa, como lo estoy yo, de esta decisión, que, repito, no es más que el primer paso en la senda de la igualdad sexual", declaró hoy John Berry, jefe de la Oficina de Manejo de Personal de la Casa Blanca.

Antes de ser elegido, Obama prometió que si llegaba a la Casa Blanca extendería los derechos reconocidos de los homosexuales, incluyendo el de matrimonio, lo que no se concretó hasta ahora.
La comunidad gay fue un importante punto de apoyo y financiamiento de la campaña presidencial de Obama.

Berry subrayó que la decisión "no es el resultado de presiones externas sino que corresponde plenamente a la voluntad de esta administración de ejecutar a fondo una política favorable a la igualdad sexual".

En cambio, algunos sectores de la comunidad homosexual se mostraron desilusionados por lo que juzgan como una acción demasiado "cauta" de Obama, que es muy criticado por no eliminar la prohibición de que hombres abiertamente homosexuales puedan formar parte de las fuerzas armadas.

"Extender los beneficios a las parejas de los empleados es bueno, pero alcanza a pocos gays y deja afuera a la gran mayoría", criticó Geoff Kors, dirigente de la organización de derechos civiles Equality California.