lunes, 4 de mayo de 2009

MUNDO GAY : ¡JUNTOS , HASTA LA MUERTE ¡


por Miguel Ángel de la Vega

Es reconfortante ver a nuestros padres amarse cada día, pero lo es mas la celebración que conmemoran por su aniversario: es “realmente deliciosa “. Y lo es por varios motivos, no solo por el variado buffet que contratan para ése día o por la cena especial que ordenan preparar sino, y sobre todo, por los parabienes y deseos de los invitados hacia la feliz pareja, por conservar el amor: “JUNTOS, HASTA LA MUERTE".

Y no es que las relaciones heterosexuales sean perfectas , sino que sus probabilidades de existencia son mayores , gracias a la intervención de un “ Padre Divino “ llamado : Matrimonio Religioso y de una “ Madre Mortal “ llamada : Unión Civil .

Y es que, no cabe duda, de que estos dos garantes del que gozan las parejas tradicionales, para afianzar su relación no los tenemos los gays y entonces no pude dejar de preguntarme ¿por qué muchos se ahogan en un vaso de agua cuando su relación afectiva se acaba? .

Es por ésta razón que muchas veces boicoteamos nuestras propias relaciones , pues pensamos en que tarde o temprano se acabarán , ya que no cuentan con el “Apoyo Social que la haría digna ante nuestros ojos.

Y entonces, en lugar de tomar medidas tan radicales que puedan atentar contra nuestra integridad ¿no sería mejor tomar las cosas más deportivamente, ser un tanto más pragmático y menos soñador, vivir el presente y…¡ no chicos , no se espanten ! , no estoy aconsejando con esto de que se olviden en jurarle amor eterno a la pareja y q’ solo piensen en el “choque y fuga “, sino piensen que, si una pareja heterosexual tiene más tiempo de “aguante" que una homosexual es por que aquella recibe la presión externa para ello, a través del compromiso religioso y civil y nuestras parejas no.

Por tanto no deberíamos andar por el mundo idealizando nuestras relaciones afectivas, soñando en que durarán “forever".

Recuerdan amigos, que la palabra idealizar viene de ideas y que éstas solo se conceptualizan en nuestra mente, por tanto son intocables.

Así es que olvídense en soñar despiertos, mejor despierten soñando en que estarán con el amante de turno: “JUNTOS, HASTA LA MUERTE".