miércoles, 27 de mayo de 2009

Más de cien de detenidos en protestas por decision que mantiene prohibicion de matrimonios gay en California

Univision - 27 de mayo de 2009

El fallo emitido por la Corte Suprema de California que reiteró la prohibición de los matrimonios de parejas del mismo sexo en el estado, fue el detonante el martes para que cientos de personas se lanzaran a las calles a protestar por los derechos de los homosexuales y en contra de la decisión judicial.

La Policía de San Francisco informó que realizó al menos de 175 arrestos durante la acalorada manifestación. Un portavoz de la entidad indicó que las detenciones tuvieron lugar cuando los manifestantes bloquearon una intersección cerca del edifico de la Corte Suprema.


El martes se produjeron protestas en varias ciudades de California tras el fallo de la corte que reafirmó los resultados de un referéndum popular realizado en noviembre de 2008 que redefinió el matrimonio en este estado como la unión entre un hombre y una mujer.
Los defensores del matrimonio homosexual se enfrentaron con las autoridades del orden y reiteraron que piensan apelar el fallo de la Corte Suprema hasta el final. Con su decisión el máximo tribunal del estado ratificó la prohibición de los matrimonios del mismo sexo en California. Insistiendo en que es inconstitucional mantener la negación de un derecho civil a los miembros de la comunidad gay, los adversarios de la prohibición juraron que continuarán su lucha en las calles, los tribunales y las urnas.

William Lawson, de 47 años, se enteró del fallo de la Corte a través de una llamada a su teléfono celular mientras hacía compras junto a su esposo Randy Nadeau, de 43, en Castro, un enclave de San Francisco reconocido como centro de la comunidad homosexual.

La Corte Suprema de California dictaminó por seis votos a favor y uno en contra, que es válido un referéndum realizado en noviembre que prohibió el matrimonio entre homosexuales, pero dijo que las 18 mil bodas de parejas del mismo sexo celebradas entre julio y noviembre de 2008 seguirán siendo válidas.

Lawson y Nadeau contaron que habían sido pareja durante 17 años y se casaron dos días antes de que 52.5 por ciento de los californianos votaran a favor de una modificación de la Constitución del estado para definir el matrimonio como un derecho reservado sólo para uniones entre un hombre y una mujer.


"Estamos felices, estamos casados, pero tenemos tristeza y rabia por el resto de la gente", dijo Nadeau. "No vamos a descansar hasta que cada uno tenga la misma oportunidad". La camiseta que portaba Lawson decía "All you need is love" (Todo lo que necesitas es amor) y la de Nadeau "I DO" (Acepto), cuando se encontraban en una tienda administrada por un grupo sin fines de lucro que realiza cabildeo político en pro de los homosexuales, Campaña de Derechos Humanos (HRC). Sobre un estante con globos lucían pancartas con parejas del mismo sexo vestidos de novios delante de la fachada de la Alcaldía de San Francisco. Además de otros materiales informativos que daban cuenta a los visitantes de las actividades que el grupo HRC prevé por la igualdad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

"Estoy con ganas de un poco de desobediencia civil", expresó Nadeu al mismo tiempo que se corría la voz de otras protestas en Los Ángeles, unas 435 millas (700 kilómetros) al sur de San Francisco.
Tras la divulgación del fallo activistas homosexuales marcharon por una gran avenida cercana a la corte y bloquearon el tráfico, antes de que la policía comenzara a arrestar a algunos de los manifestantes. Frank Bachorski, un residente de Castro, habló de las potenciales acciones que se tomarán y demandas judiciales contra la denegación de un derecho civil a los homosexuales.

Para varios activistas está claro que el tema volverá a las urnas el año que viene con otro referéndum, pero ahora impulsado por ellos, y prometen que levantarán la prohibición a los matrimonios entre parejas del mismo sexo.
"Simplemente no puedo entender cómo alguien podría defender el negar la igualdad de derechos", dijo Bachorski. "Esto va a terminar costando al Estado un montón de dinero y problemas", advirtió. La decisión dividida proporcionó cierto alivio a las 18 mil parejas que alcanzaron a casarse durante la breve vigencia de la ley el año pasado, pero no disipó la furia que les causó el fallo.

La Corte Suprema estatal falló en mayo de 2008 que era inconstitucional negar a las parejas gay el derecho de casarse. Muchas parejas se apresuraron a casarse antes de las elecciones de noviembre por temor a que se aprobara la Propuesta 8. Cuando se aprobó la propuesta, los activistas recurrieron a la corte, señalando que se la sometió incorrectamente a los votantes. Ese fue el asunto sobre el que fallaron los jueces el martes.

Otros estados como Maine, Connecticut, Massachusetts, Vermont (noreste) y Iowa, han legalizado el casamiento entre personas del mismo sexo, mientras que New Hampshire y Nueva York analizan medidas de este tipo.
"Aunque creo que algún día cualquier persona o tribunal reconocerá el matrimonio gay, como gobernador de California respetaré la decisión de la Corte Suprema de California", afirmó Arnold Schwarzenegger en un comunicado.

El fallo se pronunció a favor de un referéndum aprobado en noviembre por más del 52 por ciento de los electores y que redefinió el matrimonio como una unión exclusiva para un hombre y una mujer.

Schwarzenegger consideró "una decisión correcta" que la Corte mantuviera la validez de los matrimonios que se realizaron entre julio y noviembre de 2008, cuando un fallo hace un año del máximo tribunal del estado abrió la vía para que las parejas homosexuales contrajeran matrimonio y con ello adquirieran derechos de viudez, herencia y pensiones que conlleva este contrato.

El alcalde de Los Ángeles Antonio Villaraigosa y la senadora demócrata por el estado Dianne Feinstein coincidieron: "un día este derecho estará en la ley de California". Para los adversarios a este referéndum -conocido como la Proposición 8- éste significaba una revisión ilegal de la Constitución estatal y que los derechos de las minorías no podían ser vulnerables al voto de una mayoría simple.

En las afueras de la Corte Suprema de San Francisco (norte de California) un opositor al matrimonio homosexual levantaba una pancarta que decía "Gay = Perverso", mientras otros defensores del derecho homosexual portaban banderas multicolores y entonaban frases como: "¡Me avergüenzan!", contra los líderes conservadores.


"No hay forma de endulzar esto. Este es un día realmente triste para nuestra comunidad", dijo Shannon Minter, directora legal del Centro Nacional de los Derechos de Lesbianas y una de las abogadas que asistió a las audiencias de la Corte.

Una de las máximas voces de los opositores a las bodas gay fue el ex fiscal Kenneth Starr, conocido en Estados Unidos por haber abierto el camino para el 'impeachment' (juicio político) de Bill Clinton por las acusaciones relacionadas con el escándalo de Monica Lewinsky a finales de los años 90.


La decisión de hoy es una victoria para la democracia y una victoria de los derechos civiles de los clérigos, empleados del condado y los californianos de todo el espectro político que no quieren verse obligados por el gobierno a aprobar el matrimonio del mismo sexo", dijo Brad Dacus, presidente del Instituto de Justicia Pacífica, un grupo conservador que apoyó el referéndum.