jueves, 16 de abril de 2009

Nueva york camina hacia el matrimonio gay con apoyo de su Gobernador

elmundo.es - DLG - 16 de abril de 2009

Nueva York —históricamente, el más liberal en asuntos sociales— quiere convertirse en el quinto estado en autorizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. El gobernador de este estado, David Paterson, ha presentado este jueves un proyecto de ley con vistas a autorizar estas uniones.

"Presento una ley para aportar legalidad a las uniones en el Estado de Nueva York", declaró Paterson. La propuesta permitiría dar el mismo estatus y trato legal a los matrimonios del mismo sexo que el que tienen los matrimonios heterosexuales en asuntos como propiedades, herencia y cobertura sanitaria.

"Tenemos el honor y el deber de asegurar que la legalidad existe para todos", ha dicho a la cadena de televisión local NY1, comparando el matrimonio homosexual con los movimientos por los derechos civiles que dieron el derecho a voto de la mujer o pusieron fin a la discriminación de la comunidad negra. Paterson, que es invidente, es el primer gobernador negro del Estado.

En la rueda de prensa, estuvo acompañado por el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, defensor de la propuesta, y por la portavoz del Ayuntamiento de Nueva York, Chistine C. Quinn, quien siempre ha declarado abiertamente que es lesbiana. "No podía ni imaginar en sueños este momento", dijo una emocionada Quinn.

"Todos hemos conocido la plaga de las discriminaciones [...] Nos levantamos para decir al mundo que queremos igualdad para todos. Nos levantamos para decir que queremos igualdad para los matrimonios", dijo el gobernador.

Hace un año, el gobernador ya ordenó a todas las agencias del estado de Nueva York que reconocieran los matrimonios gay contraídos fuera del estado.

El difícil paso por el Senado

El matrimonio gay cuenta con un fuerte apoyo en la asamblea estatal controlada por los demócratas, pero la adopción de esta ley por los parlamentarios del estado no está todavía asegurada. Un proyecto de ley similar ya fue rechazado en 2007, defendido por el entonces gobernador, Eliot Spitzer.

Entonces, el parlamento del Estado de Nueva York aprobó el texto, pero no consiguió franquear el obstáculo de un Senado con mayoría republicana. Actualmente, los demócratas disponen por primera vez en más de 40 años de una débil mayoría en la cámara alta, pero podría ser insuficiente, pues al menos un senador demócrata, Ruben Diaz, se opone al matrimonio.

La iniciativa neoyorquina surge tras la adopción de leyes similares en Connecticut, Iowa , Massachusetts y Vermont, donde se permiten uniones civiles.

California también aprobó una ley en este sentido, pero permanece bloqueada por una batalla judicial entre los partidarios y contrarios al matrimonio homosexual. El Tribunal Supremo de este estado había abierto la posibilidad de los matrimonios entre personas del mismo sexo en mayo de 2008 anulando un artículo del código civil que consideraba discriminatorio. Sin embargo, un referéndum celebrado el pasado noviembre (al mismo tiempo que las elecciones presidenciales) prohibió tales uniones.

1 comentario:

Nano-boy dijo...

Gosh, por qué los anacrónicos republicanos no entienden que ellos no son el centro del universo.

De todo corazón espero que se dé una nueva victoria para los derechos de los LGBT.