martes, 15 de julio de 2008

¿Por qué a las mujeres les gusta el porno gay?

En una conferencia realizada en la Universidad de California acerca de los medios de comunicación y el feminismo, pude descubrir algo muy interesante.

Un grupo de mujeres decidió quedarse a conversar respecto a la temática que se acababa de tratar en la conferencia, la cual era, justamente, la pornografía. Es así como cada uno de nosotros comenzó a hablar acerca de la clase de porno que nos gustaba mirar.

Una de ellas preguntó: "¿Te gusta el porno gay? A todas mis amigas lesbianas les encanta". Su pregunta no era para nada sorpresiva. Conozco a muchas lesbianas que disfrutan de esta clase de pornografía más que cualquier otro fan del género.

He salido con una lesbiana que era fanática de las películas de Bel Ami (belamionline.com), las cuales usualmente son protagonizadas por jóvenes y lampiños chicos europeos. Estos muchachos son muy bellos y andróginos y muchos de ellos podrían ser confundidos con lesbianas si uno los viese vestidos.

Pero existen otras lesbianas que encuentran excitante al porno gay entre hombres de aspecto más masculino como los leather o los osos, así que no siempre esta atracción está relacionada con lo andrógino. Por ahora, estamos de acuerdo con que a las mujeres lesbianas les gusta el porno gay. Ahora bien, ¿eso es todo?

Primero que nada, asumamos una realidad. No hay mucho porno producido por y para lesbianas, o que se sienta auténtico para ellas. Algunas lesbianas pueden sentirse satisfechas con su dosis de porno gay, a pesar de que este incluye a personas de un género diferente a aquel con el que suelen tener sexo.
Es como el caso tan común de las lesbianas no asumidas que suelen enamorarse de aquellos chicos que son (o serán en algún momento) gays. Es algo que, en algún nivel, tiene sentido.

Por otro lado, el fenómeno de las mujeres heterosexuales a las que les gusta el porno gay ha sido documentado y discutido, por ejemplo, cuando salió al mercado la película “Brokeback Mountain”.

Una vez que estas mujeres asumían su atracción por el amor entre hombres gays, se podía ver la cara opuesta de una teoría habitual, que es aquella que indica que a los hombres heterosexuales les gusta en porno de chica con chica. A los hetero les encanta el porno lésbico porque es una manera de ver mucho de aquello que a ellos les gusta.

Lo mismo se aplica para las mujeres heterosexuales; a ellas les gusta ver a chicos lindos desnudos y teniendo sexo sin importar que están teniendo sexo entre ellos. También es verdad que mientras esas películas porno llenas de romance y buena iluminación son dirigidas a las mujeres, algunas de ellas prefieren el simple traqueteo sudoroso en el vestuario de un gimnasio.

La columnista de Wired.com, Regina Lynn, autora de “Sexier Sex: Lessons from the Brave New Sexual Frontier”, ha escrito que no siempre lo que uno busca es identificarse con alguno de los personajes que está observando: "Para mi, el porno gay siempre me ha resultado excitante porque representa la masculinidad, la fuerza y el poder, además de la dosis doble de sexualidad masculina que es más que la suma de sus partes".

En el sitio Nerve.com, la periodista Kera Bolonik admite sentirse atraída por los hombres en la pantalla pero no en la vida real. "Nada me excita más que ver a dos hombres teniendo sexo. Hay algo realmente admirable respecto al porno gay, al menos en cuestión de principios: es igualitario. Todos tienen su turno de ser activos y pasivos. Todos acaban y muchas veces lo hacen al mismo tiempo".

A mi también me gusta el porno gay, por el derroche de testosterona y el descarado deseo sexual. También me gusta el porno hetero. Pero ese es un tema para otra columna.

Texto de Tristan Taormino, de 365Gay.com

Filmeweb No. 56

1 comentario:

contactos gays dijo...

Me han gustado este blog
El sexo es salud, bienestar y una agradable forma de disfrutar de la pareja de cama….
Visita mi blog
http://www.adultsexdating-net.com