sábado, 5 de julio de 2008

Grupos duros de derecha atacaron marcha del Orgullo Gay en Hungría


La semana pasada, dos bares de Budapest frecuentados por homosexuales fueron atacados con bombas molotov en hechos que no dejaron heridos.
(EFE y ANSA). 5 de julio de 2008

Cinco personas, dos de ellos policías, resultaron heridos ayer en la marcha del Orgullo Gay en Budapest, en Hungría, ante las agresiones de un grupo de extrema derecha, al tiempo que también tres políticos del país que participaron en el desfile fueron acosados tras ser reconocidos por los radicales.

Los incidentes se generaron en la tradicional marcha homosexual que conmemora en todo el mundo el 31º aniversario de su primera realización, cuando facciones homofóbicas arrojaron piedras, huevos y hasta bombas molotov contra los participantes y policías.
El ataque tuvo su epicentro en la Plaza de los Héroes, donde los agresores se lanzaron contra los asistentes a la marcha al grito de “muerte a los pederastas”, lo que obligó a la policía a intervenir y detener así a unos 40 personas.
Para controlar a los manifestantes de extrema derecha la policía húngara debió arrojar gases lacrimógenos e incluso algunos uniformados sufrieron heridas en la contienda de grandes proporciones que alteró el desarrollo de la marcha.
Del desfile, que formaba parte de una serie de actividades programadas por diversas organizaciones gay de Hungría en conmemoración de un nuevo aniversario de las primeras de estas manifestaciones homosexuales, participaban unas 1.500 personas.
“Es una vergüenza que pase algo así en un país centroeuropeo”, declaró la europarlamentaria socialdemócrata Katalin Lévai, tras ser atacada junto al ex secretario de Estado Gábor Szetey, quien hace un año reconoció públicamente ser homosexual, informó la agencia magiar MTI.